CODO DE
GOLFISTA }

PATOLOGÍA

El codo de golfista es una tendinopatía en el epicondilo medial del codo. En ciertos aspectos, es muy similar al codo de tenista. En épocas anteriores, esta lesión se solía denominar «epicondilitis medial».  Sin embargo, ahora se piensa que no es una patología inflamatoria. Hoy en día, la descripción más precisa sería «tendinopatía por sobre/infraesfuerzo parcialmente reversible, pero degenerativa. Debido a la complejidad de esta descripción, por lo general se utiliza la expresión «codo de tenista».

La parte anterior del antebrazo contiene varios músculos implicados en la flexión de los dedos de la mano, así como en la flexión y la pronación de la muñeca. Los tendones de estos músculos se unen en una vaina tendinosa común, que se origina en el epicondilo medial del húmero en la articulación del codo. En respuesta a una lesión menor, o en ocasiones son ninguna razón aparente, este punto de inserción se inflama.

El tratamiento inicial debería ser conservador, y consistir en reposo, fisioterapia y medicación antiinflamatoria no esteroidea.  Como en el caso de la tendinopatía crónica del tendón de Aquiles y la fasciopatía plantar crónica, los ejercicios excéntricos  se han convertido en el pilar de los programas de rehabilitación para el codo de golfista. Una alternativa atractiva es la terapia con ondas de choque radiales (RSWT). En la mayoría de las circunstancias, no se deben utilizar inyecciones de cortisona.

Aunque la cortisona consigue muy buenos resultados a corto plazo (seis semanas), se ha demostrado que es nociva a más largo plazo (más de tres meses). Cuando el tratamiento conservador falla, debería considerarse la cirugía.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

1. PALPAR
Localizar el área de dolor a través de la palpación y la biorrealimentación.

2. MARCAR
Marcar el área de tratamiento.

3. APLICAR EL GEL
Aplicar el gel de acoplamiento para transmitir las ondas de choque a los tejidos.

4. APLICAR LAS ONDAS DE CHOQUE
Aplicar las ondas de choque radiales o focalizadas en el área de tratamiento sujetando el aplicador firmemente sobre la piel.

AJUSTES RECOMENDADOS

Swiss
DolorClast }

  Tratamiento Terapia miofascial
Número de sesiones de tratamiento 3 a 5 3 a 5
Intervalo entre dos sesiones 1 semana 1 semana
Presión de aire Evo Blue® 1.5 a 3 bar 3 a 4 bar
Presión de aire Power+ No recomendado No recomendado
Impulsos 2000 en el área de dolor
Frecuencia de 8Hz a 12Hz de 12Hz a 20Hz
Aplicador 15mm 36mm
Presión sobre la piel ligera de ligera a moderada

 

ESTUDIOS CLÍNICOS

Spacca G, Necozione S, Cacchio A.
Radial shock Wave therapy for lateral epicondylitis. A prospective randomised controlled single-blind study. Eura Medicorphys 2005; 41:17-25
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16175767

Söller F.
Die radiale Stosswellentherapie bei der Epikondylitis humeri radialis – kurz- und mittelfristige Ergebniss. In: Maier M, Gillesberger F: Abstracts 2003 zur Muskuloskelettalen Stosswellentherapie. Norderstedt 2003; 121-122
http://www.abebooks.co.uk/9783833004230/Abstracts-2003-Muskuloskelettalen-Stosswellentherapie-Gillesberger-3833004231/plp

Krischnek O, Hopf C, Nate b, et al.
Shock Wave therapy for tennis and golfers’s elbow – 1 year follow up. Arch Orthop Trauma Surg 1999; 62-66
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10076947

RIESGOS

Riesgos de la terapia por ondas de choque con el uso del Swiss DolorClast®

Si está correctamente aplicada, la terapia por ondas de choque radiales (RSWT) con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® tiene sólo riesgos mínimos.
Los efectos secundarios pero no graves con el uso de este tipo de dispositivo son:

  • Dolor y malestar durante y después del tratamiento (no es necesaria anestesia)
  • Enrojecimiento de la piel (eritema)
  • Petequia
  • Inflamación y entumecimiento de la piel en la zona tratada

Estos efectos secundarios pero no graves con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® generalmente desaparecen dentro de 36 horas después del tratamiento.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta las contraindicaciones siguientes:

  • Tratamiento sobre la cavidad torácica y abdominal
  • Tratamiento de tendones con riesgo de rotura
  • Tratamiento de mujeres embarazadas
  • Tratamiento de pacientes menores de 18 años (a excepción del tratamiento de la enfermedad de Osgood-Schlatter y de las disfuncionalidades musculares en niños que están sufriendo con trastornos espásticos del movimiento)
  • Tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación (incluida la trombosis local)
  • Tratamiento de pacientes tratados con anticoagulantes
  • Tratamiento de los tejidos con tumores locales o infecciones locales bacterianas y/o virales
  • Tratamiento de pacientes tratados con cortisona.

MANTÉNGASE INFORMADO CON LA APLICACIÓN

DolorClast
AAPLICACIÓN }

Aprenda y mejore sus conocimientos
sobre el tratamiento.

> Disponible para Apple

> Disponible para Android