ENFERMEDAD DE
LA PEYRONIE }

PATOLOGÍA

La enfermedad de La Peyronie o "induratio penis plastica", es una curvatura adquirida del pene que puede causar disfunción eréctil. Cuando se presenta, el dolor se produce en la fase temprana de avance de la enfermedad y disminuye con el tiempo.

Esta enfermedad se diagnostica por sus síntomas clínicos. A escala microscópica, la enfermedad se caracteriza por la formación de depósitos de colágeno y de fibrina, y por una reducción de las fibras elásticas, que resulta en la formación de una placa en la túnica albugínea Esta cicatrización del pene conduce a su curvatura durante la erección.

Se ha propuesto que la enfermedad de La Peyronie se debe a la cicatrización anómala de una herida, y que la formación de depósitos de colágeno y de fibrina podría ser el resultado de microtraumas. Esto se apoya en el descubrimiento de que un traumatismo en los tejidos blandos puede causar un aumento de los niveles del factor de crecimiento transformador β1 (TGF-β1), que potencialmente podría dar lugar a una cascada proinflamatoria y profibrótica, con posterior formación de depósitos de colágeno. Sin embargo, no se dispone de criterios unificados sobre la fisiopatología del proceso de la enfermedad.

La incidencia en la población (masculina) es aproximadamente de entre un 1 y un 3 %, con una incidencia máxima entre los 40 y los 70 años de edad. Entre un 20 y un 40 % de los hombres aquejados por la enfermedad de La Peyronie presentan disfunción eréctil, y se estima que la enfermedad tiene importantes efectos psicológicos en hasta un 77 % de los afectados. Cabe destacar que la cantidad de pacientes aquejados por la enfermedad de La Peyronie, aparentemente ha aumentado desde la aparición del sildenafilo oral («Viagra»).

Debido a la carencia  de criterios unificados sobre  la patofisiología de la enfermedad, las medidas terapéuticas no han proporcionado a los pacientes unos resultados fiables, ni una resolución de sus síntomas. Todas las medidas terapéuticas que se utilizan actualmente apuntan a una manipulación de algunos componentes de la cicatrización de heridas. Entre ellos, se encuentran los suplementos orales con vitamina E, el ácido graso omega-3 y la coenzima antioxidante Q10, así como la pentoxifilina (un inhibidor no específico de la fosfodiesterasa, con propiedades antifibróticas y antiinflamatorias). Otras estrategias terapéuticas serían: la aplicación tópica de verapamilo, trifluoperazina o sulfato de magnesio, la iontoforesis, la inyección intralesional de corticoesteroides, colagenasa, verapamilo o interferón alfa, la radioterapia y la terapia de tracción del pene.

Recientemente, la terapia con ondas de choque radiales (RSWT) ha demostrado ser eficaz para la enfermedad de La Peyronie. Se desconocen aún los mecanismos específicos moleculares y celulares de acción de la RSWT sobre la enfermedad de La Peyronie, pero es razonable suponer que guarden relación con los probados efectos beneficiosos de la RSWT para la cicatrización de heridas.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

1. PALPAR
Localizar el área de dolor a través de la palpación y la biorrealimentación.

2. MARCAR
Marcar el área de tratamiento.

3. APLICAR EL GEL
Aplicar el gel de acoplamiento para transmitir las ondas de choque a los tejidos.

4. APLICAR LAS ONDAS DE CHOQUE
Aplicar las ondas de choque radiales o focalizadas en el área de tratamiento sujetando el aplicador firmemente sobre la piel.

AJUSTES RECOMENDADOS

Swiss
DolorClast }

  Tratamiento
Número de sesiones de tratamiento de 3 a 5
Intervalo entre dos sesiones 1 semana
Presión de aire Evo Blue® de 2 a 4 bares
Presión de aire Power+ de 1,5 a 3 bares
Impulsos no recomendado
Frecuencia de 8Hz a 12Hz
Aplicador 15 mm
Presión sobre la piel Ligera

ESTUDIOS CLÍNICOS

Palmieri A, Imbimbo C, Longo n, et al.
A first prospective, randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial evaluating extracorporeal shock wave therapy for the treatment of Peyronie’s disease. Eur Urol 2009; 56: 363-369
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19473751

RIESGOS

Riesgos de la terapia por ondas de choque con el uso del Swiss DolorClast®

Si está correctamente aplicada, la terapia por ondas de choque radiales (RSWT) con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® tiene sólo riesgos mínimos.
Los efectos secundarios pero no graves con el uso de este tipo de dispositivo son:

  • Dolor y malestar durante y después del tratamiento (no es necesaria anestesia)
  • Enrojecimiento de la piel (eritema)
  • Petequia
  • Inflamación y entumecimiento de la piel en la zona tratada

Estos efectos secundarios pero no graves con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® generalmente desaparecen dentro de 36 horas después del tratamiento.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta las contraindicaciones siguientes:

  • Tratamiento sobre la cavidad torácica y abdominal
  • Tratamiento de tendones con riesgo de rotura
  • Tratamiento de mujeres embarazadas
  • Tratamiento de pacientes menores de 18 años (a excepción del tratamiento de la enfermedad de Osgood-Schlatter y de las disfuncionalidades musculares en niños que están sufriendo con trastornos espásticos del movimiento)
  • Tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación (incluida la trombosis local)
  • Tratamiento de pacientes tratados con anticoagulantes
  • Tratamiento de los tejidos con tumores locales o infecciones locales bacterianas y/o virales
  • Tratamiento de pacientes tratados con cortisona.

MANTÉNGASE INFORMADO CON EL DolorClast

DolorClast
APLICACIÓN }

Aprenda y mejore sus conocimientos
sobre el tratamiento.

> Disponible para Apple

> Disponible para Android