miofascial
PUNTOS
GATILLO }

PATOLOGÍA

Los puntos gatillo miofasciales (MFTP) son una causa frecuente de dolor crónico en el cuello y en la espalda. Se trata de segmentos localizados de músculo de los que se considera que están sometidos a algún trauma por una lesión aguda o por microtraumatismos causados por el estrés repetitivo. Los MFTP pueden aparecer en cualquier músculo esquelético.

El diagnóstico es clínico, e incluye la identificación de pequeños nudos (de entre 2 y 5 mm de diámetro), y bandas estrechas en los músculos afectados que son dolorosas a la palpación. El diagnóstico por imágenes no es útil, y sólo debe considerarse para descartar otras causas de dolor muscular.

Aún no está claro si los MFTP son verdaderas entidades patológicas. Se ha postulado que la lesión muscular o el estrés altera el retículo endoplasmático de las fibras musculares, liberando iones de calcio libres. Estos iones de calcio libres hacen que la actina y la miosina de las fibras musculares se queden fijas en su lugar, siempre y cuando haya disponible ATP (adenosín trifosfato). La contracción resultante de las partes más pequeñas del músculo lleva a la disminución del flujo sanguíneo con la consiguiente isquemia y liberación de sustancias dolorosas como la serotonina, la histamina y las prostaglandinas en el área afectada.

Los MFTP son una dolencia muy común, especialmente en la musculatura cervical. Hasta el 85 % de los dolores de espalda, y aproximadamente el 55 % de los dolores de cuello y de cabeza son causados por el dolor miofascial.

El rango de edades con mayor incidencia va de los 30 a los 50 años. La incidencia entre mujeres es superior que entre hombres. Muy a menudo, los MFTP están vinculados a malas posturas. Cabe destacar que los MFTP producen con frecuencia trastornos neurológicos como dolor de cabeza, mareos, síntomas sensoriales y problemas gastrointestinales.

El tratamiento de los MFTP debe comenzar con una técnica manual que consiste en aplicar presión en un punto gatillo, para liberar la contracción patológica del segmento de músculo, y para estirar el segmento y recuperar la longitud normal de la fibra muscular. Esto puede ir acompañado de técnicas de acupuntura, de gestión del estrés y de relajación. El tratamiento farmacológico es inespecífico y puede incluir relajantes musculares, antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) o anticonvulsivos, o la aplicación tópica de un anestésico local o de toxina botulínica.

La terapia con ondas de choque radiales (RSWT) es muy eficaz para los MFTP y puede imitar a la terapia manual al aplicar presión en un punto gatillo para liberar la contracción patológica del segmento muscular. La prevención de recaídas debería centrarse en cambios ergonómicos apropiados en la actividad diaria del paciente, para evitar el estrés repetitivo de los músculos lesionados.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

1. PALPAR
Localizar el área de dolor a través de la palpación y la biorrealimentación.

2. MARCAR
Marcar el área de tratamiento.

3. APLICAR EL GEL
Aplicar el gel de acoplamiento para transmitir las ondas de choque a los tejidos.

4. APLICAR LAS ONDAS DE CHOQUE
Aplicar las ondas de choque radiales o focalizadas en el área de tratamiento sujetando el aplicador firmemente sobre la piel.

AJUSTES RECOMENDADOS

Swiss
DolorClast }

  Tratamiento
Número de sesiones de tratamiento de 3 a 5
Intervalo entre dos sesiones 1 semana
Presión de aire Evo Blue® de 2,5 a 4 bares
Presión de aire Power+ de 2 a 3 bares
Impulsos 500-1000 en cada puto gatillo
Frecuencia 12Hz
Aplicador 15 mm o 15 mm gatillo
Presión sobre la piel de ligera a moderada

ESTUDIOS CLÍNICOS

Bauermeister W.
Stosswellentherapie beim idiopathischen Rückenschmerz pseudoradikulären Syndromen. In: Maier m, Gillesberger F: Abstract 2003 zur Muskuloskelettalen Stosswellentherapie: Norderstedt, 2003, 29-34
http://www.abebooks.fr/9783833004230/Abstracts-2003-Muskuloskelettalen-Stosswellentherapie-Gillesberger-3833004231/plp

RIESGOS

Riesgos de la terapia por ondas de choque con el uso del Swiss DolorClast®

Si está correctamente aplicada, la terapia por ondas de choque radiales (RSWT) con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® tiene sólo riesgos mínimos.
Los efectos secundarios pero no graves con el uso de este tipo de dispositivo son:

  • Dolor y malestar durante y después del tratamiento (no es necesaria anestesia)
  • Enrojecimiento de la piel (eritema)
  • Petequia
  • Inflamación y entumecimiento de la piel en la zona tratada

Estos efectos secundarios pero no graves con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® generalmente desaparecen dentro de 36 horas después del tratamiento.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta las contraindicaciones siguientes:

  • Tratamiento sobre la cavidad torácica y abdominal
  • Tratamiento de tendones con riesgo de rotura
  • Tratamiento de mujeres embarazadas
  • Tratamiento de pacientes menores de 18 años (a excepción del tratamiento de la enfermedad de Osgood-Schlatter y de las disfuncionalidades musculares en niños que están sufriendo con trastornos espásticos del movimiento)
  • Tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación (incluida la trombosis local)
  • Tratamiento de pacientes tratados con anticoagulantes
  • Tratamiento de los tejidos con tumores locales o infecciones locales bacterianas y/o virales
  • Tratamiento de pacientes tratados con cortisona.

MANTÉNGASE INFORMADO CON EL DolorClast

DolorClast
APLICACIÓN }

Aprenda y mejore sus conocimientos
sobre el tratamiento.

> Disponible para Apple

> Disponible para Android