TENDINITIS CALCIFICANTE
DEL
HOMBRO }

PATOLOGÍA

La tendinitis calcificante del hombro es una enfermedad dolorosa aguda o crónica que se caracteriza por la presencia de calcificaciones en los tendones del manguito rotador.

Su principal síntoma clínico es el dolor de hombro, que se suele agravar al tenderse sobre el hombro, o al elevar el brazo por encima de la altura del hombro. El dolor puede llegar a despertar al paciente. Otras molestias que puede ocasionar son: debilidad, rigidez, chasquidos o bloqueos en el hombro. La enfermedad se diagnostica basándose en sus síntomas clínicos y en las pruebas de imagen. La mayoría de las veces, las calcificaciones se presentan en el tendón supraespinoso (51 %–90 %) y con menor frecuencia en el tendón subescapular (3 %).

Aún se desconocen muchos detalles sobre la etiología de esta enfermedad. Existe la hipótesis de que este problema esté relacionado con la fibrosis y necrosis inducidas por hipovascularización del tendón, con la consiguiente degeneración del mismo. Las características de los depósitos de calcio asintomáticos previamente existentes pueden cambiar debido a episodios traumáticos leves que produzcan síntomas agudos. La enfermedad también puede derivarse de una irritación mecánica producida por los depósitos cuando el brazo se aleja del plano medio del cuerpo y los depósitos afectan al acromion.

 

Por lo general, esta enfermedad se presenta en cuatro etapas:
(i) etapa precálcica (normalmente asintomática), que implica metaplasia fibrocartilaginosa en el tendón;
(ii) etapa de formación (con o sin dolor), con depósitos de calcio que se forman en la matriz fibrocartilaginosa;
(iii) fase de reabsorción (dolor masivo), con depósitos que desaparecen por una  reabsorción  por mediación de las células (respuesta inflamatoria); y
(iv) etapa final (con o sin dolor), que implica la curación y reparación del manguito rotador. Cabe destacar que este ciclo se puede estancar en cualquiera de las fases, en forma de tendinitis calcificante crónica.

Este problema afecta aproximadamente a un 3 % de la población sana, y aproximadamente al 7 % de los afectados por dolores de hombro. El rango de edades con mayor incidencia va de los 30 a los 50 años. La incidencia entre mujeres es del doble que entre hombres.

De entrada, el tratamiento inicial debería ser conservador, y consistir en reposo, fisioterapia y medicación antiinflamatoria no esteroidea. En etapas más avanzadas, sería conveniente considerar la terapia de ondas de choque radiales (aunque nunca en la fase de reabsorción), o una infiltración subacromial de corticoesteroides. En los casos más persistentes de tendinitis calcificante del hombro, se debería considerar la cirugía.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

1. PALPAR
Localizar el área de dolor a través de la palpación y la biorrealimentación.

2. MARCAR
Marcar el área de tratamiento.

3. APLICAR EL GEL
Aplicar el gel de acoplamiento para transmitir las ondas de choque a los tejidos.

4. APLICAR LAS ONDAS DE CHOQUE
Aplicar las ondas de choque radiales o focalizadas en el área de tratamiento sujetando el aplicador firmemente sobre la piel.

AJUSTES RECOMENDADOS

Swiss
DolorClast }

  Tratamiento
Número de sesiones de tratamiento de 3 a 5
Intervalo entre dos sesiones 1 semana
Presión de aire Evo Blue® de 2 a 4 bares
Presión de aire Power+ de 1.5 a 3 bares
Impulsos 2000 en el área de dolor
Frecuencia de 8Hz a 12Hz
Aplicador 15mm
Presión sobre la piel Fuerte

ESTUDIOS CLÍNICOS

Magosch P, Lichtenberg S, Habermeyer P
Radiale Stosswellentherapie der Tendinosis calcarea der Rotatorenmanschette – Eine prospektive Studie.Z Orthop Ihre Grenzgeb 2003;  141 : 629-636
https://www.thieme-connect.com/ejournals/abstract/10.1055/s-2003-812407

Gremion G, Augros R, Gobelet C, et al.
Efficacité de la thérapie par ondes de choc extra corporelles dans les tendinites calcifiantes de l’épaule 2000
http://www.sgsm.ch/ssms_publication/file/17/04-2000-1.pdf

RIESGOS

Riesgos de la terapia por ondas de choque con el uso del Swiss DolorClast®

Si está correctamente aplicada, la terapia por ondas de choque radiales (RSWT) con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® tiene sólo riesgos mínimos.
Los efectos secundarios pero no graves con el uso de este tipo de dispositivo son:

  • Dolor y malestar durante y después del tratamiento (no es necesaria anestesia)
  • Enrojecimiento de la piel (eritema)
  • Petequia
  • Inflamación y entumecimiento de la piel en la zona tratada

Estos efectos secundarios pero no graves con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® generalmente desaparecen dentro de 36 horas después del tratamiento.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta las contraindicaciones siguientes:

  • Tratamiento sobre la cavidad torácica y abdominal
  • Tratamiento de tendones con riesgo de rotura
  • Tratamiento de mujeres embarazadas
  • Tratamiento de pacientes menores de 18 años (a excepción del tratamiento de la enfermedad de Osgood-Schlatter y de las disfuncionalidades musculares en niños que están sufriendo con trastornos espásticos del movimiento)
  • Tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación (incluida la trombosis local)
  • Tratamiento de pacientes tratados con anticoagulantes
  • Tratamiento de los tejidos con tumores locales o infecciones locales bacterianas y/o virales
  • Tratamiento de pacientes tratados con cortisona.

MANTÉNGASE INFORMADO CON EL DolorClast

DolorClast
APLICACIÓN }

Aprenda y mejore sus conocimientos
sobre el tratamiento.

> Disponible para Apple

> Disponible para Android