TENDINOPATÍA
ROTULIANA }

PATOLOGÍA

El tendón rotuliano conecta el polo inferior de la rótula a la tibia. La tendinopatía rotuliana (PT), que se suele denominar «rodilla de saltador», es una lesión crónica causada por sobreesfuerzo del tendón rotuliano.

Su principal síntoma clínico es el dolor en el polo inferior de la rótula. Esta enfermedad se diagnostica por sus síntomas clínicos. El diagnóstico por imagen se debería utilizar para descartar otras causas de dolor de rodilla o para confirmar el diagnóstico de PT en caso de duda.

Al igual que en otras tendinopatías, la etiología de la PT aún no se conoce totalmente, pero se considera que la sobrecarga repetitiva es un factor importante. Sin embargo, un examen histológico de muestras (biopsia) extraídas a pacientes durante una cirugía para tratar síntomas crónicos ha revelado que la PT crónica está vinculada a cambios degenerativos en el tendón. En consecuencia, la enfermedad se caracteriza mejor como «tendinopatía» que como «tendinitis», y se asemeja a la situación que causan otros problemas por sobreesfuerzo del tendón, como por ejemplo la tendinopatía del tendón de Aquiles.

Los deportistas tienen una prevalencia muy alta de PT: hasta el 40 % entre los jugadores de baloncesto de élite y de voleibol. La enfermedad puede resultar debilitante hasta el punto de impedir que los atletas regresen al deporte durante largos periodos de tiempo, de entre seis meses y más de dos años.

El tratamiento de la PT debería comenzar con medidas de tratamiento conservadoras, como por ejemplo el reposo, la fisioterapia, el fortalecimiento excéntrico, las ortesis y los fármacos antiinflamatorios no esteroideos. A los pacientes que no respondan al tratamiento conservador en el plazo de seis meses, se les puede someter a la terapia con ondas de choque radiales (RSWT). La cirugía debería considerarse en los casos más persistentes de PT. Se han descrito muchos procedimientos artroscópicos y abiertos, pero no se ha llegado a ningún acuerdo de consenso sobre cuál es la mejor opción.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

1. PALPAR
Localizar el área de dolor a través de la palpación y la biorrealimentación.

2. MARCAR
Marcar el área de tratamiento.

3. APLICAR EL GEL
Aplicar el gel de acoplamiento para transmitir las ondas de choque a los tejidos.

4. APLICAR LAS ONDAS DE CHOQUE
Aplicar las ondas de choque radiales o focalizadas en el área de tratamiento sujetando el aplicador firmemente sobre la piel.

AJUSTES RECOMENDADOS

Swiss
DolorClast }

  Tratamiento
Número de sesiones de tratamiento de 3 a 5
Intervalo entre dos sesiones 1 semana
Presión de aire Evo Blue® de 2 a 4 bares
Presión de aire Power+ de 1.5 a 3 bares
Impulsos 2000 en el área de dolor
Frecuencia de 8Hz a 12Hz
Aplicador 15 mm
Presión sobre la piel de ligera a moderada

ESTUDIOS CLÍNICOS

Crupnik J
Eccentric loading plus radial shock wave therapy in the treatment of chronic patellar tendinopathy. Abstracts 12th International Congress of the International Society for Musculoskeletal Shockwave Therapy, Sorrento, Italy, 2009, 26-27
http://www.hmtbr.com.br/ismst_congress/congress_sorrento/2009_ISMST_sorrento_abstract_28.pdf

Lohrer H, SchÖll J, Arentz S
Achillodynie und Patellaspitzensyndrom – Ergebnisse der Behandlung austherapierter, chronischer Fälle mit radialen Stosswellen. Sportverl Sportschad 2002; 16: 108-114
https://www.thieme-connect.de/ejournals/html/10.1055/s-2002-34752

RIESGOS

Riesgos de la terapia por ondas de choque con el uso del Swiss DolorClast®

Si está correctamente aplicada, la terapia por ondas de choque radiales (RSWT) con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® tiene sólo riesgos mínimos.
Los efectos secundarios pero no graves con el uso de este tipo de dispositivo son:

  • Dolor y malestar durante y después del tratamiento (no es necesaria anestesia)
  • Enrojecimiento de la piel (eritema)
  • Petequia
  • Inflamación y entumecimiento de la piel en la zona tratada

Estos efectos secundarios pero no graves con el uso de los dispositivos de la gama Swiss DolorClast® generalmente desaparecen dentro de 36 horas después del tratamiento.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta las contraindicaciones siguientes:

  • Tratamiento sobre la cavidad torácica y abdominal
  • Tratamiento de tendones con riesgo de rotura
  • Tratamiento de mujeres embarazadas
  • Tratamiento de pacientes menores de 18 años (a excepción del tratamiento de la enfermedad de Osgood-Schlatter y de las disfuncionalidades musculares en niños que están sufriendo con trastornos espásticos del movimiento)
  • Tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación (incluida la trombosis local)
  • Tratamiento de pacientes tratados con anticoagulantes
  • Tratamiento de los tejidos con tumores locales o infecciones locales bacterianas y/o virales
  • Tratamiento de pacientes tratados con cortisona.

MANTÉNGASE INFORMADO CON EL DolorClast

DolorClast
APLICACIÓN }

Aprenda y mejore sus conocimientos
sobre el tratamiento.

> Disponible para Apple

> Disponible para Android